Patios personales

Comenzamos hoy una nueva sección que llevamos unos días preparando, titulada “Patios personales”. La arquitectura se desarrolla en patios de luces y sombras, lugares acogedores, vivos, eternos e intangibles en los que trabajar, experimentar y razonar; en los que acudir al encuentro de lo que de un modo u otro está presente desde un lugar distante.

Hablo de los lugares de trabajo del arquitecto, de espacio en el que este se sincera con una abstracción del entorno para entender, personalmente, el proyecto hallado.

Iniciamos un recorrido por los estudios, salones, habitaciones, jardines, lugares de meditación vibrante de personalidades, no solo arquitectos, donde se muestra tangible la atmósfera que inspira obras dispares, pero aunadas en un mismo aire, como un pequeño cofre que alberga un alma, incorporada en cada inmenso trabajo.

00Sol de la mañana 1952 edward hopper.jpg

Sol de la mañana, 1952, Edward Hopper

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s